jueves, julio 13, 2006

Desde las Montañas Dominicanas...

Trini iniciando el Diagnóstico Educativo a los niñ@s de El Valle, en las montañas Dominicanas que colindan con Haití.


Un mes casi con exactitud en estas coloridas tierras, y nuestros trabajos toman firmes cuerpos que permiten visualizar estrategias y planificaciones que organizan la labor que llevaremos a cabo, observar los resultados que de estos esfuerzos esperamos obtener en conjunto con la población Dominicana a la que apoyamos.

Hoy en día como equipo nos encontramos celebrando un objetivo humano que significa dignidad para el Campesinado Dominicano de las montañas cercanas a Haití, festejamos la llegada del agua a través de un acueducto a los hogares de variadas comunidades de agricultores, el vital elemento, obtenido gracias al apoyo constante y promocional de la Iglesia Católica del país, y del trabajo proactivo –aunque no sin dificultades-, de la población que se ve beneficiada por este recurso que para muchos de nosotros en Chile es incuestionable, pero que en sectores como estos simplemente no les llegaba.

Aquí, en este espacio de nuestra memoria, se comparte una poesía realizada por uno de nosotros, realzando la victoria humana ante obtenciones realizadas con esfuerzo y tesón.


Nuestra Agua Nuestra Vida

Y quisieron levantarse en compañía
Establecer ataduras de comprensión
En la lucha constante de derechos negados
Que desde siempre se exigen con esfuerzo

El agua cristalina y pura
Primer deseo cumplido entre muchos venideros,
El líquido que fluye y riega
Como queriendo pertenecer nuevamente a la tierra toda
Que alimenta, nutre y nos cobija

Agua que sacia al sediento campesino
Limpiando las heridas de la exclusión,
Agua que baña nuestros cuerpos desnudos
Penetrando bocas que buscan el vivir

Agua de la montaña que escudriña hogares
Compartiendo la sangre de la tierra viva
Con personas que reciben lo básico y lo justo
Sonriendo ante cada gota que colma sus cubetas

Agua que nos encuentra hoy
Agradeciendo ante todos y cada uno
Su nuevo recorrido,
Y la unión comunitaria
que permite soñar realidades dignas


Desde ahora, el esfuerzo continúa en la constante de la globalización de la solidaridad, seguiremos apoyando con la convicción y pasión que nos caracteriza, en el trabajo en conjunto con las comunidades, para ahora, direccionar los esfuerzos en el área del Desarrollo Comunitario de la población, como en el apoyo en red a la Alfabetización de los adultos que así lo deseen, y al refuerzo escolar de los niños de estos sectores, chicos que abrigan esperanzas de bienestar, tanto para ellos mismos, como para las comunidades a las cuales pertenecen.


Transmitiendo desde Dominicana

Trinidad Aguilar
Alexis Sepúlveda
René Squella

1 comentario:

lea dijo...

la llegada del agua... un momento inolvidable que compartimos alla.
Liiiiinda la Trini en la Escuela. Abrazos miles